En cuanto a salud, el gobierno está haciendo reducciones al presupuesto y está apretando cada vez más el cinturón al pagar cada vez menos de lo planificado. Y todo esto sucede al mismo tiempo que el gasto se está redireccionando a otras prioridades. Por ejemplo, el programa presupuestario con el mayor incremento ha sido el programa de “Producción de petróleo, gas, petrolíferos y petroquímicos”, que ha pasado de tener 67 mil millones de pesos en el PEF original a un aumento de 13 mil millones de pesos para llegar a los 80 mil millones.

Leer completo
Leer completo
Leer completo

El sello de la última administración fue la entrega de recursos directamente a los contratistas elegidos por ellos, con las conocidas consecuencias en términos de corrupción. La compra de las pipas del presidente hace agua por todos lados y, en lugar de darnos certezas de un cambio verdadero, al menos en el uso de los recursos públicos, levanta demasiadas sospechas.

Leer completo
Leer completo