El combate a la corrupción es una batalla que millones de personas enfrentan a diario en Latinoamérica. Si los gobiernos deciden mantener el statu quo y no existe protección a los denunciantes, la omisión o la inactividad de ciudadanos que temen a represalias equilibrará la balanza siempre hacia los corruptos, quienes tomarán la delantera fortaleciendo las redes y mecanismos que la corrupción establece.

Leer completo