El Congreso de San Luis Potosí aprobó por unanimidad desviar al menos 33.6 millones de pesos a través de una red de 51 empresas fantasma y prestanombres. El desvío fue gestionado y avalado por diputados de todos los partidos políticos representados en el congreso, en sesiones de la Junta de Coordinación Política, según consta en actas obtenidas por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

Leer completo