En la búsqueda por financiamiento, las organizaciones de la sociedad civil (OSCs) buscan donativos de entidades públicas. En muchos casos, estos son otorgados para programas particularmente relevantes en temas urgentes en México. Sin embargo, en otros, estos se concentran en aquellas organizaciones que tienen acceso a influencia y a ciertos actores políticos. En esta entrega, analizo la partida 48101 de la cuenta pública, dedicada a donativos en efectivo otorgados a instituciones sin fines de lucro.

Ilustración: Adrián Pérez

El SIDEOF

El Sistema de Información de Donativos en Efectivo Otorgados por la Federación es una de las 30 bases que componen la Guía de Datos Abiertos contra la Corrupción en el portal de datos abiertos del Gobierno Federal. Esta base nos da información sobre los donativos que se han hecho a diversas organizaciones públicas y privadas y está organizada en las siguientes partidas:

Número

Nombre

48501

Donativos internacionales

48401

Donativos a fideicomisos estatales

48301

Donativos a fideicomisos privados

48201

Donativos a entidades federativas o municipios

48101

Donativos a instituciones sin fines de lucro

La partida 48101 es la que más recursos recibió en el periodo que comprende la información del SIDEOF, al obtener poco más de 900 millones de pesos. En segundo lugar, se encuentra la partida 48201, con poco más de 300 millones de pesos de 2018. La 48401, 48301 y 48501 ocupan el tercer, cuarto y quinto lugar con 119, 80 y 20 millones de pesos respectivamente.

Si bien la información que arroja el análisis de las otras partidas es muy interesante,1 dedicaré este espacio a escudriñar a los beneficiarios de la partida 48101, denominada “Donativos a organizaciones sin fines de lucro”, con el fin de identificar el uso de estos recursos disponibles para el financiamiento de organizaciones de la sociedad civil. Los descubrimientos permiten observar un aspecto de los diversos obstáculos a los que se enfrentan las OSCs en su búsqueda de financiamiento: la desigualdad en el acceso a fondos.

El monto aprobado y ejercido de esta partida se ha reducido

El nivel de donaciones es el más bajo en 5 años

Mientras que, en 2013, los montos otorgados por medio de donaciones a esta partida ascendieron a casi 1500 millones de pesos de 2018, en 2017 esta cifra alcanzó poco más de 500 millones.

Salinas Pliego, el gran ganador

Con excepción de 2012, año en que la Academia Mexicana de la Lengua recibió poco menos de 128 millones de pesos de 2018 para la construcción de su sede, una sola organización ha recibido la mayor cantidad de recursos de esta partida en los 6 años de ejecución del programa: Asociación Azteca Amigos de la Cultura y las Artes. Un proyecto promovido que forma orquestas con niños y jóvenes de siete a 17 años, activamente por el propietario de Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego, ahora miembro del Consejo Asesor del presidente electo.

La base contiene 59 proyectos en financiados de 2012 a 2017, todos relacionados con el funcionamiento y operación de las Orquestas Esperanza Azteca en diversas áreas del país.

De 2012 a 2017, esta organización ha recibido poco más de 882 millones de pesos de 2018, casi 47 veces el presupuesto total de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados en 2017.2

Carmen García Bermejo, ganadora del Premio Nacional de Periodismo de 2018 en la categoría “Nota o proyecto digital”, documentó ésta y otras fuentes de financiamiento de las Orquestas Esperanza Azteca en su artículo “Falsa filantropía”, publicado por Quinto Elemento. La cifra que García logra rastrear asciende a 1,689.5 millones de pesos del erario, provenientes de diversas fuentes además de ésta.

Proyectos más comunes: mujeres y desarrollo

Al igual que en las bases del Programa de Coinversión Social de Indesol y del Registro Federal de Organizaciones de la Sociedad Civil (RFOSC) tratadas en las primeras dos partes de este breve panorama, los temas más relevantes para los proyectos presentados, medidos en función de su descripción, son mujeres y desarrollo; en segundo lugar, se financian festivales y temas asociados a jóvenes y niños. En tercer lugar, temas de artes, prevención y salud. Finalmente, un cuarto nivel de frecuencias permite observar conceptos como “violencia”, “equidad”, “discapacidad” y “prevención”.

Secretaría de Cultura: la más generosa

La Secretaría de Cultura es, por mucho, la institución pública que más dona a OSCs. De 2012 a 2017 dicha institución donó casi 7,500 millones de pesos. En segundo lugar, se encuentra PEMEX con 454 pesos, y en tercero la CFE con casi 300 millones de pesos.

En el siguiente diagrama es posible visualizar los flujos de donaciones mayores a 20 millones de pesos de 2018, desde las instituciones públicas que los emitieron.

Separar al poder político del poder económico

Una de las motivaciones para este breve panorama era la de contribuir al debate sobre el papel de la sociedad civil en aras de una nueva configuración institucional que pugna por la toma de los poderes políticos por más mayorías que no habían sido representadas. En este sentido, la sociedad civil necesita discutir su papel al interior de un ecosistema en el que se compite de manera desigual por recursos e influencia. Así mismo, la sociedad civil también necesita debatir su papel hacia exterior como actores políticos que promueven agendas particulares y que no pueden evadir la interacción con actores políticos y económicos.

El clima político no parece sencillo, las descalificaciones y tipologías simplonas sobre el trabajo de las OSCs han permeado la discusión pública y han puesto en duda el trabajo de muchas organizaciones que trabajan por hacer cambios en una realidad que dista mucho de ser ideal en más de un tema. La tarea de éstas debe ser pugnar por ser más rigurosas, publicar más y defender con más ahínco sus espacios de influencia y financiamiento y, sobre todo, mantener su independencia del poder.

Sin duda, impulsar con justicia la mejora en temas urgentes como la lucha contra la pobreza, la inseguridad, la corrupción y la violencia de manera crítica es una tarea fundamental, ahora más urgente que nunca. Además, es necesario dejar en claro que estas luchas, y otras tantas, no son facultad exclusiva del Estado, ni tampoco es responsabilidad de un concepto tan abstracto como “el pueblo”, sino del trabajo técnico y de base de miles de personas dispuestas a entregar su talento y su tiempo a las mejores causas desde todos los rincones del espectro ideológico.

 

Manuel Toral
Especialista de datos en la Unidad de Investigación Aplicada de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad. Maestro en políticas públicas (Universidad de Chicago), politólogo e internacionalista (CIDE).


1 Particularmente en el tema de donaciones a entidades federativas y municipios

2 En pesos de 2018, según la Cuenta Pública 2017.