Hace unos días, el World Justice Project (Proyecto de Justicia Mundial o WJP,1 por sus siglas en inglés) publicó el Índice de Estado de Derecho 2019. El Índice es una evaluación anual sobre el respeto al Estado de Derecho desde una perspectiva ciudadana, y la edición 2019 incluye información para 126 países. Los puntajes de este reporte fueron calculados con base en encuestas aplicadas en 120,000 hogares y a 3,800 expertos. Los resultados apuntan a que los países mejor calificados son Dinamarca (posición 1 de 126 países), Noruega (2) y Finlandia (3), mientras que los últimos tres son República Democrática del Congo (124), Camboya (125) y Venezuela (126). México se ubica en el puesto 99 de 126 países.

El Índice de Estado de Derecho es una referencia para identificar fortalezas y debilidades en los países para realizar comparaciones y para monitorear cambios (para medir si mejoraron o no). Se trata de un índice compuesto que se construye a partir de más de 40 subfactores organizados en ocho dimensiones: (i) Límites al Poder Gubernamental, (ii) Ausencia de Corrupción, (iii) Gobierno Abierto, (iv) Derechos Fundamentales, (v) Orden y Seguridad, (vi) Cumplimiento Regulatorio, (vii) Justicia Civil, y (viii) Justicia Penal.

Ilustración: Víctor Solís

¿Cómo se calcula?

El Índice de Estado de Derecho es único en su tipo porque utiliza datos de primera mano, que reflejan experiencias y percepciones de la población. El equipo del WJP siguió varios pasos para calcular el Índice: desarrolló un marco conceptual para operacionalizar el Estado de Derecho (el cual es resultado de consultas exhaustivas con académicos, expertos y líderes alrededor del mundo); diseñó cuestionarios (uno para población general, y cuatro para expertos en derecho penal, derecho civil, derecho laboral, y salud pública); contrató compañías encuestadoras para realizar entrevistas; construyó una base de datos con miles de expertos en todo el mundo e invitarlos a responder la encuesta; limpió y analizó las bases de datos; normalizó los puntajes (en una escala de 0 a 1, donde 1 significa mayor adherencia al Estado de Derecho); agregó los puntajes normalizados para calcular subfactores y factores utilizando promedios simples y, finalmente, revisó y comparó los datos con información de terceras fuentes para garantizar que no existan errores de medición.2

El resultado final es este ranking:


A nivel global, los países mejor calificados en el Índice de Estado de Derecho 2019 son Dinamarca, Noruega y Finlandia, y los últimos tres son República Democrática del Congo, Camboya y Venezuela. A nivel regional, en América Latina y el Caribe, el país mejor posicionado del Índice fue Uruguay (23 de 126), seguido por Costa Rica (24) y Chile (25). Los tres países con peor puntaje en la región son Honduras (115), Bolivia (119) y Venezuela (126).

México en el Índice de Estado de Derecho

México se ubica en el puesto 99 de 126 países incluidos en el Índice de Estado de Derecho 2019, lo cual significa que tiene muchas áreas de oportunidad y espacios para mejorar en futuras ediciones del reporte. Si comparamos a México con países similares, ya sea en términos geográficos o económicos, se ubica en la posición 26 de los 30 países en la región de América Latina y el Caribe,3 y en el puesto 35 de los 38 países de ingreso medio alto incluidos en el Índice.4 En términos de puntaje, México obtuvo 0.45 por segundo año consecutivo, en una escala que va de 0 a 1, donde 1 significa mayor respeto al Estado de Derecho.5

Las áreas que requieren mayor atención por parte del país son la corrupción (factor 2), la seguridad (factor 5), y la justicia penal (factor 8). Si analizamos el último factor con mayor detenimiento, podemos observar que los temas con la calificación más baja son las investigaciones penales (subfactor 8.1) y el sistema penitenciario (subfactor 8.3), con puntajes de 0.22 y 0.18, respectivamente.


Si bien México obtuvo este año la misma calificación que el año pasado, al analizar indicadores individuales, podemos distinguir algunos cambios que llaman la atención. Por ejemplo, el subfactor que mide la efectividad del sistema de impartición de justicia (subfactor 8.2) aumentó de 0.29 a 0.31. De igual manera, el Índice refleja una mejora en la efectividad de las auditorías y agencias de derechos humanos para ejercer contrapesos y supervisar al gobierno (subfactor 1.3), el cual aumentó de 0.39 a 0.44.

Cabe destacar que el Índice referido en este artículo (índice global) incluye información para México a nivel país, pero no permite evaluar diferencias a nivel estatal. Para eso, el WJP creó el Índice de Estado de Derecho en México 2018, con datos representativos en los 32 estados (índice subnacional).

Tendencias globales

Los puntajes del Índice de Estado de Derecho 2019 muestran que más países vieron una disminución en sus puntuaciones desde la última publicación del Índice, en enero de 2018. La dimensión de Límites al Poder Gubernamental (factor 1) fue la que mostró mayor deterioro, lo cual es una señal que sugiere un aumento en autoritarismo. Este factor mide si quienes gobiernan están limitados por pesos y contrapesos institucionales y no gubernamentales, como un poder judicial independiente, una prensa libre, legislaturas con capacidades de supervisión, entre otros. Al respecto, en los últimos cuatro años, Polonia, Bosnia y Herzegovina y Serbia registraron las caídas más marcadas.

Observaciones finales

El objetivo del reporte del Índice de Estado de Derecho no es inferir causalidad ni hacer recomendaciones de política pública. Más bien, su objetivo es medir percepciones y experiencias, para dar información objetiva y comparable que sea útil para informar los debates de política pública, y para identificar las fortalezas y debilidades de cada país. También es útil para medir cambios en el tiempo. De esta forma, el Índice de Estado de Derecho es como un termómetro que permite monitorear la temperatura de los países en temas de corrupción, seguridad, acceso a la justicia, transparencia, o derechos humanos. Finalmente, es un instrumento que permite amplificar la voz de las personas y conocer, de primera mano, cómo es su experiencia con temas de Estado de Derecho en su vida cotidiana.

 

The World Justice Project®
(Proyecto de Justicia Mundial, o WJP, por sus siglas en inglés) es una organización independiente, internacional, y multidisciplinaria que trabaja para avanzar el Estado de Derecho en el mundo.


1 El World Justice Project (WJP) es una organización independiente y multidisciplinaria que trabaja para fortalecer el Estado de Derecho en el mundo.

2 Para consultar más detalles sobre la metodología, ver: WJP Rule of Law Index 2019.

3 Los países incluidos en el Índice de Estado de Derecho 2019 en la región de América Latina y el Caribe son: Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Perú, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay, Venezuela.

4 Países de ingreso medio alto incluidos en el Índice de Estado de Derecho 2019: Albania, Argelia, Belice, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Botsuana, Brasil, Bulgaria, China, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, Granada, Guatemala, Guyana, Irán, Jamaica, Jordania, Kazajistán, Líbano, Macedonia, FYR, Malasia, Mauricio, México, Namibia, Perú, República Dominicana, Rumania, Rusia, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Serbia, Sudáfrica, Surinam, Tailandia, Turquía, Venezuela.

5 México también obtuvo una calificación de 0.45 en el Índice de Estado de Derecho 2017-2018.